Páginas vistas en total

21 de febrero de 2013

Necesita distraerse, necesita no pensar.
No recordar, esos días, cada una de las lagrimas que cambió por sonrisas y ahora sabe que el ya no está aquí, y que se ha ido, para siempre, Peter Pan nunca vuelve, siempre deja sola a Wendy ante el peligro.
Prometió que no lo haría, que  no la dejaría pero lo ha vuelto a hacer, ahora ella solo es un montón de añicos  de su corazón, ni come, ni le interesa hablar, solo quiere olvidar y dormir, no se mueve de la cama porque nada más le alegrará el día. Deja que sus lagrimas corran a lo largo de su mejilla porque sabe que esa es una manera de castigarse por lo que hizo.
Quiere gritar, quiere que sus miedos se vayan y que Peter la proteja otra vez, pero Peter se ha marchado y nunca jamás volverá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario