Páginas vistas en total

19 de junio de 2017

Sonríe.

Resultado de imagen de citas de libros
Hoy os escribo, después de tanto tiempo.

Ya no me preocupa el haber perdido la capacidad de escribir como antes, creo que siempre estará en mi el poder describir algo de una manera mas poética que los demás simplemente que mi impulso para hacerlo era el sentirme deprimida y eso se acabó.

También he de decir que el titulo del blog ya no me corresponde. Ya no soy una adolescente, aunque no me guste he de aceptar que ahora tengo otras responsabilidades.

Por supuesto que me quedan historias y recuerdos que contar, aunque no todos sean tristes, también los hay felices.

Echando la vista atrás a todo el tiempo que ha pasado supongo que a como todo el mundo le pasa, me avergüenzo de algunas cosas que hice en el pasado. Otras veces simplemente me arrepiento de no haber estudiado en su momento y el haber repetido tres veces seguidas.

Ahora mis aspiraciones son diferentes, el conseguir mi titulo de Pedagoga, encontrar un trabajo para el que no me cueste madrugar por las mañanas, decorar con mi pareja nuestra casa a nuestro gusto, poder tener una mascota, tener también una mini-yo para hacerle trenzas, coletas, comprarle miles de vestidos y verla crecer, o un chico y que sea igual que él y así poder verles jugar a fútbol y sonreír al ver las dos cosas que más quiero en este mundo jugar.

Cuando me gradué mi hermano me regalo una esclava con una inscripción "cree en tí y lo conseguirás" y he de reconocer que ese ha sido mi mantra durante el primer año de universidad.

Durante mi adolescencia he conocido personas maravillosas que me han ayudado a madurar por el camino y personas que a base de golpes me han enseñado a ser más fuerte. Y he de agradecer a todo aquel que se ha parado para ayudarme el que no se hayan rendido conmigo.

Desde aquí quiero animar a todo aquel que tenga una meta en la vida a que la siga sin importar la opinión de los demás ni escuche a quien le diga que no lo va  a conseguir o que es imposible.
A veces solo trata de confiar un poco más en nosotros mismos.

17 de enero de 2017

¿Cambios?



Sinceramente, llevo muchísimo tiempo queriendo volver a escribir pero nunca sé como empezar.
Siento que me he fallado a mi misma al no volver a escribir. Antes escribía cuando tenía algo que contar y no tenia a quien contárselo.
Supongo que eso cambió cuando apareció Tomás en mi vida. Él es la persona a la que le cuento todo lo que pasa por mi cabeza.

He dejado de ser la chica que repetía todos los cursos seguidos. Me saqué el título de bachiller y conseguí entrar en la carrera que me gustaba.
Llevo un año dedicándome a los videojuegos. De echo tenemos un equipo competitivo. Entre eso y la universidad supongo que por eso no tengo tanto tiempo para escribir como antes.

Muchas veces también me movía la tristeza. Escribía para desahogarme. No se si será por Tomás, será que he dejado de ser una adolescente o que ya no valgo para esto, pero no me siento como antes.

Intenté ponerme varias veces frente el teclado pero nunca salió algo decente. Estoy convirtiendo esta entrada en una carta de perdón para los que si algún día me leísteis y esperabais que subiera más me perdonéis.

Nunca supe escribir algo que fuera alegre, ¿para que voy a contaros lo bonito que se pone el cielo en primavera si yo misma lo prefiero nublado y con lluvias?
Y no es que prefiera la tristeza, estoy mejor así. Simplemente, cuando alguien es feliz y disfruta de la vida no se para a leer el blog de una cría que escribe para desahogarse.

Si alguien quiere ponerse en contacto conmigo, tengo twitter.
@GoddessAfro

Prometo que intentaré volver a escribir pronto.