Páginas vistas en total

7 de agosto de 2011

A la mierda.

Y sé que te estoy intentando prometer el mundo, aunque tu no lo sabes.
Que cada vez que respiro añoro que sea tu olor, aunque tu no lo sabes.
Que no quiero caricias que no sean las tuyas, pero eso deberías saberlo.
Puede que sea estúpida, que no te conozca, que haya sido un simple lío,
pero me has llegado hondo, con cada sonrisa, con cada beso inesperado,
con las estrellas vigilándonos desde el cielo, con cada palabra que salia de tu boca.
Jamás he visto ojos tan bonitos como los tuyos, jamás conocí hombre tan especial como tú y me arde la sangre si pienso que jamás llegaremos a nada. Siempre he sido pesimista pero contigo hago lo mejor que puedo chico, contigo le pongo ganas, energía y sobretodo, ganas que de eso no me falta. Puede que sea una cría y que te dé igual todo pero a mi no, y voy a luchar por ti, te lo aseguro.
Joder, he vuelto a caer, dije que no volvería a querer a un hombre, que no volvería a ilusionarme y aquí me tienes, rendida bajo tus pies, cabizbaja y deseando oportunidades que no sé si algún día llegarán, de esperanzas... puede que tú jamás leas esto y te sientas identificado, puede que no te importa una mierda lo que pienso, porque al fin y al cabo, ¿A quien le importa lo que piense una niña de 15 años? A NADIE.