Páginas vistas en total

22 de diciembre de 2015

Dias grises.

Estoy harta.
Harta de que me mientan a la cara.
Harta de que me tomen por el pito del sereno.
Harta de que se piensen que por ser joven no tengo voz ni voto.
Harta de sufrir.
Y harta de sentir impotencia por todas las cosas que no me parecen justas.

Siempre es la misma historia, confias en alguien que crees que es sincero y luego te demuestran que no, y si pueden, te la clavan por la espalda.
Y ya no sólo es eso, es la gente que disfruta haciendo daño, que no se arrepiente de nada.

Sé que llevo tiempo sin escribir, sin expresarme. Supongo que dejé de ser una adolescente.
Que me hago mayor, muy a mi pesar. Supongo que ya no escribo para lo mismo, ni para los mismos.
Que he cambiado mi forma de ser y por ende, mi forma de escribir.

Yo antes soñaba con ser una gran escritora, de crear personajes que vivieran siempre en mi corazón... ahora... sueño con acabar los estudios y tener un trabajo que me llene.

Me di cuenta de que solo escribía cosas tristes, y supongo que es una manera de desahogarme, así que eso no lo cambiare.

Si no he escrito es porque no he estado triste, al menos no como para acudir a esto. Y por un lado me alegro, pero por otro me duele saber que solo puedo escribir si tengo un gran pesar.

Esto es todo por hoy, supongo.